31 Dic

Frases: diciembre 2019

«Hoy domingo, apuesto por una jornada de relajación que nos calme el alma y repare nuestros chacras. Pensemos en momentos felices de nuestra vida que nos sumerjan en un mullido respirar y un dulce sopor. Nos merecemos un descanso. Es el último día de la semana y reponer nuestras energías es vital para poder seguir».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
 

«Miro mis pies sumergidos en el agua. Mis pensamientos están lejos, en algún rincón de mi ser que añora tiempos pasados. Estoy melancólica. Pero pienso en todo lo que me queda por vivir y mi ánimo respira alegría por todo el futuro que está por llegar. Nuestros problemas son efímeros porque nunca perduran de la misma forma ni en el mismo lugar. Cambian, evolucionan y nosotros también. Somos los únicos con el poder suficiente para modificar lo impensable, lo nefasto y sustituirlo por dulces momentos. La corta existencia nos hace tomar conciencia de nuestro contado tiempo. Vivamos hoy, que mañana ya volverá con nuevos retos. Es la única forma de asegurarnos la plenitud y nuestra paz de espíritu porque sólo nosotros somos los artífices de los momentos vividos».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
 

«Os traigo estos platos de variadas frutas, llenos de vitaminas y ricos sabores. Es todo lo que necesitamos para correr por los caminos que el día nos irá trazando. Es mi manera de ofreceros mis mejores deseos para ese nuevo comienzo de semana».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Diviso, esta noche, las montañas de piedras al alcance de mis ojos. Son duras pero sencillas como el alma. Las apariencias engañan pues son generosas y nos aportan todo el vigor y la fortaleza de la vida. Son rocas vivas como viva es nuestra llama del corazón que vibra al compás de su latido».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Rocío mañanero, invade nuestro espacio y llénalo de pura e inocente claridad. Reparte tu tesoro a dosis pequeñas para poder disfrutarlo durante todo el día, tal sorbitos de café. Sé bienvenido, como cada ser vivo que también se merece un rayo de luz en el sendero marcado por su existencia. Seas bien hallado y bien hallada. Todos nos merecemos disfrutar de los pequeños placeres que nos ofrece la naturaleza y nuestro gran planeta».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Tranquila noche, gracias por ofrecernos el grandioso espectáculo de tu paleta de colores. Eres artista sin pincel que pinta sobre el lienzo del cielo reflejando tu belleza interior. Es tu secreto y sólo lo podemos ver si sabemos observarte y apreciar todo lo que vales y todo lo que debemos cuidar».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Abrázame, amor. Juntemos nuestros cuerpos para calentar nuestros corazones. Tus ojos en mis ojos nos llenan de fuerza y pasión para sobrellevar todas las venideras tempestades. Unidos avanzaremos por los caminos errantes que nos marquen nuestros pies y perseguiremos nuestra felicidad de amarnos hasta después de la eternidad».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Como cada atardecer, pasearé mi libro por la playa y me aposentaré sobre la arena, a la orilla del inmenso mar. Me sumergiré en sus mágicas páginas que me transportarán a lugares desconocidos que pronto dejaran de serlo.Ya no seré la extraña porque formaré parte de la historia que haré mía. Sentiré y vibraré con cada renglón hasta llegar a la última gota de letra que me hará descubrir el tan esperado final. Y cada vez será un nuevo comienzo, porque cada libro es una nueva revelación».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Noche, que alumbras de tu oscura luz el descansar de tus súbditos mientras reinas en tus horas de soledad. Escuchas el silencio de las calles y de la ciudad, la calma del viento suave que susurra al oído de los árboles para no desvelarnos. Es la inteligencia natural de la naturaleza grandiosa y sabia. Es la que nos enseña a ver más allá de lo visible y bucear en los sentidos más humanos de nuestro ser. Amad el oscurecer que hace resurgir nuestras almas puras o impuras, las que nos regalan los sueños más insólitos o verdaderos, quizás. Descansad como el descanso del sabio que sabe parar para resurgir con el día como el ave fénix».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Me levanto y abro la ventana. Respiro el aire fresco que vigoriza mi rostro. Estiro mi cuerpo para darle la bienvenida a un nuevo día. Pienso en la suerte que tengo de estar aquí, en el lugar y en el momento preciso. No necesito nada más. Sólo desearme un feliz día y a todos vosotros».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Dulce anochecer, que remueve mis entrañas con sus suaves caricias color ocaso. No dejes de cuidar mi mente enredada de colgantes pensamientos que trastornan mi calma y alborotan mi ánima. No permitas que se alteren mis sentidos y mi cordura. Serena mi corazón que se desboca al pensar en lo indebido y susúrrame tu canción de cuna para mi merecido descanso».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Preciosa criatura que crece en el limbo de los sueños. Sobrevuelas en libertad mundos increíbles que sólo podemos entrever entre tus páginas. Tus historias nos hacen soñar y nos ayudan a salir de la rutina, de nuestra vida muchas veces mediocre.
Caminar sobre su lecho de palabras nos hace sentir seguros porque nunca nos engañan. Son palabras escritas grabadas a fuego sobre el papel y en nuestra alma. Es nuestro mejor compañero porque es fiel y leal. Nunca te traiciona y te acompaña donde quiera que vayas. Nunca estás solo o sola. Absorbemos sus creaciones imaginarias y sentimos que nuestra vida también tiene sentido».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Corazón de mi alma, vuelve de tu retiro y ven a mi corazón que te espera con esmero y pasión. Eres el refugio de mis tardes frías y de mis gélidos inviernos. Soy la guarida donde depositas tus armas de hombre, el lugar de tu descanso, el que amansa tu alma. Somos complementos de un mismo destino».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Me levanto. Abro la ventana y miro el oscurecido cielo. Sólo la luna llena y yo. Ella me cuenta secretos de antaño. Yo le confío mis anhelos y mis secretos que llevo clavados en el alma desde niña. Ella me mira pero no me responde. ¡Cómo va a hacerlo! Pero yo lo hago por ella porque me inspira, me ayuda a pensar y a hallar las mejores respuestas. Es mi momento de reflexión y de relajación. Le doy las gracias. Cierro la ventana y me aposento en mi sillón favorito. Cierro los ojos. Estoy bien. Sólo quiero dormir y pensar en mi feliz futuro. Seguro que así será. Los deseos se cumplen cuando los deseas de verdad».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Domingo. Día de reflexión y descanso. Recomponemos nuestra esencia para poder iniciar mañana una nueva semana. Es el día de compartir nuestros mejores momentos con los que amamos. El resto de la semana vamos acelerados por la vida que nos lleva de la mano sin darnos respiro. Respirar. Tomarse el tiempo de encontrarnos con nosotros mismos. Para regenerarnos. Para darnos esos mimos que casi siempre olvidamos por falta de tiempo. Es un día bendito y me encanta».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Noche que te aproximas a mi lecho. Bendice mi descanso y serena mis locos pensamientos que me desvelan y me agotan. Luce en todo tu esplendor e implora, para todos los seres vivos, un remanso de paz interior para avanzar en el autoconocimiento, reparar lo equivocado y felicitar lo acertado. Eres la inspiración que nos anima a velar nuestras ánimas que nos llevaran a saber nuestras esperanzas y también nuestros límites. Somos humanos y por eso somos lo que somos: seres equivocados que buscan la verdad de lo que creen que son».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados

«Navidad que vislumbro cercana. Dale paz a los impacientes y a los heridos corazones. Ayuda al hambriento, al desvalido que pasea su miseria por nuestras calles y da cobijo a quien lo necesite.

Son fechas para compartir pero nos olvidamos de lo esencial: todos los días del año esas mismas personas que hoy observamos, han estado pasando miserias y hemos mirado hacia otro lado. Acordémonos de los que más necesitan en Navidad, Año Nuevo, Reyes y todos los días de nuestra vida porque esa necesidad puede ser nuestra algún día.

La vida es bonita pero también nos da muchas sorpresas, no siempre gratas. Valoremos el hoy, lo que tenemos y echemos esa mano amiga a quién nos mira con sus ojos de cansancio y desidia. Todos somos iguales pero todos no tenemos las mismas oportunidades. ¡Qué menos que tener techo y comida cada día de nuestra existencia»!

Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Veo tu mirada en la sombra y me asombro de todo lo que alumbra. Tu virtud escrita en la frente y tus ojos que miran de frente. Eres luz de mi vida y cariño y mi gran sentido de amor. Eres mi razón y mi desazón porque soy juguete en tus manos de amor. Sobrevolamos juntos nuestros mundos, agarrados por nuestros corazones alados. Perseguimos nuestros sueños amados y los hallamos en nuestras almas de enamorados. Estamos unidos por el destino que nos quiere siempre unidos. Estamos desde siempre destinados a seguir nuestras sendas enlazados. Gracias por tu gran ventura porque amar es una real aventura».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados

«Camino de la mano de la vida que se ha convertido en mi amiga aunque antes fue mi enemiga. He aprendido a andar por su ruta llena de enigmas y virtudes pero también por su alfombra de baches. Ya no me asusto ni huyo de los malos momentos. Son ratos que el ser humano pasa para hacerse más fuerte y aprender de ellos. Crecemos al compás que nuestras heridas se convierten en experiencias y a su vez en recuerdos furtivos que debemos dejar atrás para saborear los nuevos amaneceres.

Vivir es lo único que nos queda a pesar de todos los pesares. No tenemos más oportunidades. Es la razón que nos impulsa a superarnos para no tener que lamentar lo que no hicimos por miedo o cobardía. Cuando miremos nuestro trayecto, lo importante es saber que hemos vivido y realizado casi todos nuestros anhelos y sueños. Los temores infundados nos cortan las alas y nos mantienen con los pies en la tierra pero nos condiciona a una vida prestada que no es la que queremos vivir.

Vivamos cada día como si fuese el último y disfrutemos de nuestros seres queridos ahora que están aquí. Después será demasiado tarde».

Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«El día de Navidad llega a su fin y cargados de sueños, nos adentramos en la noche que nos llevará de la mano de la ilusión de los días por venir. Acurruquémonos en el lecho de la oscuridad y elevemos la mirada hacia nuestro interior para descubrir las maravillas escondidas de nuestro ser. Volverán las sonrisas, las ganas de compartir y nuestra unicidad porque en la unidad de cada uno está nuestra fuerza, nuestra originalidad y nuestro encanto. Porque cada uno posee una grandeza que muy pocos sabemos apreciar. En este día que finaliza, os deseo comprensión, bienestar y amor para nosotros mismos porque quererse es respetar y repartir dicho amor a los demás».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados
«Buenos días, ilusión. Amanecer es tener la suerte de disfrutar de ti y de todo lo que existe. Es poder posar nuestra pluma sobre el lienzo en blanco y llenarnos de momentos que sólo nos pertenece a nosotros. Somos privilegiados por sentir la brisa del viento, la caricia de un niño o el beso suave de un amor infinito. Es la suerte que nos da la vida cada mañana al levantarnos y nos recuerda lo afortunado que somos de estar aquí. Abramos la ventana de nuestra alma y curemos nuestros heridos corazones con el latir del alba que nos enseñará el camino del verdadero sentido que hemos de tomar. Volver a ser niños, reírnos de nosotros mismos, dejar explotar nuestros sentidos sin miedo al qué dirán. Es una forma maravillosa de sentirse libres y habitantes de pleno derecho de este planeta que nos acoge y nos da, cada día, la oportunidad de volver a empezar».
Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados

«Cielo, que atraes las miradas de quien sabe mirarte. Observar tu inmensidad nos da esperanzas de quietud. Tu color azul, gris o rojizo hace de ti una paleta que todo pintor envidia porque tus colores son únicos y engrandecen el paisaje terrenal. Tus nubes llenas de historias por contar. Tus tormentas que desahogas cargadas de furia. Tu remanso de paz en tu azulado color. Eres luz y oscuridad. Como la vida con sus luces y sus sombras. Somos hijos de un mismo planeta que nos cobija y nos da calor. Cielo, eres belleza y también temor porque de ti surgen historias como sombras chinescas que nos cuentan la excelencia de tu virtud. Somos hijos de un mismo sentir porque tu grandeza y la nuestra no tiene fin».

Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *