21 Nov

Mi amiga soledad

Soledad, eterna compañera del ser humano. Cuánto daño haces y cuánto bien también. Dos caras de la misma moneda…
 

MI AMIGA SOLEDAD

Dolor en el alma siempre siento
cada vez que respiro.
Me duele hasta el sentimiento
cada vez que me miro.

Soledad y vacío en mí viven
reino de inquietudes
que habita en un gran vaivén
de flojas actitudes.

Persistente y audaz,
testarudo y mordaz,
mi vacuo sentir,
mi mal escribir.

Sueño con los mundos imposibles,
de anhelos infantiles,
de melosos sonidos,
de lejanos y tórridos caminos.

Soy la misma de siempre,
la testaruda que no miente,
la que jamás aprende.
Soy la mujer de siempre.

El arraigado mal que me ahoga
me martiriza y me estropea
todos los días y las noches
y los sueños sin reproches.

Vaga, alma solitaria,
y jamás seas temeraria,
que tu camino espera
cuando eres muy sincera.

Tu puedes.
Tu debes.
No llores.
No dejes.

No abandones jamás tus esperanzas
porque forman parte de las andanzas,
de la existencia llena de baches
que podemos solventar sin remaches.

Siente tu corazón dormido
que jamás bien ha vivido,
por temor a lo desconocido,
por amor a lo acontecido.

Camina derecha y sin mirar
lo que dejas para siempre atrás.
Tu nueva vida está por venir
para escribir tu nuevo porvenir.

Eres la flor de aroma delicado
y no puedes dejarte de lado,
porque eres tan importante,
que no debes desanimarte.

Todos en el mundo tenemos una misión,
vivir la vida con toda nuestra pasión,
para dejarla algún día
y jamás arrepentida.

Copyright © 2019 María Luisa Alejandro Usero. Todos los derechos reservados.

Audio del texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.